Se acercan las vacaciones, época de relax, descanso y diversión pero… aun así no es tan sencillo escapar del cansancio y estrés que provoca el viajar. Sí, por más que se viaje en primera clase en avión de por sí, viajar es una actividad que nos genera estrés y con él viene aparejado el cansancio. Claro, que al estar de vacaciones nuestras mentes están mejor predispuestas para aceptar el pequeño mal trance pero… siempre es mejor tomar algunas medidas y escuchar ciertos consejos para lograr descansar incluso cuando viajamos.

Muchas personas, por cuestiones propias de sus nervios les es imposible pegar un ojo cuando están en un autobús, avión, tren, auto, etc. En estos casos, seguramente la mejor solución sería lograr hacer una meditación para dormir rápido. Sí, hay meditaciones que se pueden aplicar en diversos momentos de nuestras vidas.
Para otros casos, mirar películas, leer libros un tanto aburridos puede llegar a ser eficaz para lograr dormir durante el viaje. Sobre esta cuestión hay diversas opiniones, algunos sostienen que la película debería ser aburrida al igual que los libros para lograr adormecer a la persona. Esto queda a gusto de cada uno. Personalmente no creo que obligándose a mirar o leer algo que a uno no lo atrae se logre descansar bien. Yo creo, que por el contrario, lo único que se consigue es incrementar aún más el nivel de hastío, pesadez, irritabilidad, estrés que de por sí ocasiona viajar.
Luego de probar diversas opciones, la que mejor se adaptó a mí fue el tema de la meditación. ¿Por qué? Porque logro desconectar la mente del momento actual y consigo llevarla a un nivel donde me siento mejor así es mucho más fácil conciliar el sueño incluso cuando uno viaja en posición un tanto incómodas o con compañeros de viaje un tanto molestos.