Sin lugar a dudas, los taxis son el medio de transporte más cómodo para desplazarse por la ciudad. Nos sacan de muchos apuros cuando nos retrasamos para llegar a una cita, al trabajo o donde sea. Sin embargo, como siempre ocurre, si uno no presta atención a ciertos detalles podemos llegar a tener una mala experiencia. Esto se evita tomando unas simples y fáciles precauciones.
La seguridad en temas de taxis varía de un país a otro, de una ciudad a otra e incluso dentro de la misma. A veces, desplazarse unos metros para tomar un taxi puede suponer un menor riesgo (especialmente cuando es de noche y uno está solo).

tomar taxi seguro

Algunos tips para que evites malos momentos con un taxi

Toma siempre taxis seguros
Busca siempre tomar taxis que sean oficiales, que cuenten con todos los papeles en regla, matrículas visibles, datos de conductor y propietario del vehículo disponible y en lo posible, que sean radio taxis. Si estás en el aeropuerto es mejor tomar un taxi de allí que a pesar de ser más caros se encuentran más controlados.
Cuando visites una ciudad busca siempre teléfonos de radio taxis o bien, pregunta en el hotel en donde te alojas números telefónicos de taxis seguros. Una manera sencilla de hacer esto, es consultar en Taxiven.

Habla con el conductor
Según algunas estadísticas, se producen menos situaciones delictivas cuando los taxistas mantienen alguna conversación con el pasajero. Puedes preguntarle sobre datos generales como el clima, recomendación de restaurantes, cómo es el tráfico, etc.

Ten cuidado con lo que hablas
La idea de entablar alguna conversación con el chofer del taxi no implica que debas contarla lujos de detalles de tu vida. No le digas en qué hotel estarás, que pasas fuera de tu hogar todo el día, que vives solo, etc. Hay que tener mucho cuidado con la información personal que se da a desconocidos. Hoy en día, con las redes sociales parece que todo el mundo tiene que saber todo de otros pero eso no debe ser así. De hecho, muchos datos que tienen los delincuentes los consiguen porque la misma víctima se los sirve en bandeja.

Preguntar tarifas antes de subir
Siempre, debes preguntar la tarifa que se cobra antes de subir. Lo mejor sería tener información acerca del precio que se cobran en los recorridos. Otra buena idea, es conocer, aunque sea superficialmente, las principales calles de la ciudad. A veces, cuando uno se encuentra perdido puede dar lugar a que los choferes quieran aprovecharse, dar una vuelta grande y cobrar más dinero del que realmente saldría el viaje.

Revisa la trayectoria del recorrido
Si no conoces la ciudad puedes ayudarte con google maps o cualquier otra aplicación que muestre un mapa de la ciudad. Fíjate que el taxi vaya por una ruta correcta. Antes de ir a un determinado lugar sería buena idea revisar cómo es la zona. Con esto quiero decir en cuanto a temas delictivos, presencia policial y datos relacionados.